Lista de favoritos

¡Ahora jugamos en primera división!

2020-11-05. Algunos fabricantes de cuadros eléctricos evitan invertir en automatización y digitalización. Sin embargo, vale la pena, y más de lo que parece. El mejor ejemplo: Meurer-etechnik. Esta PyME ha aumentado su rendimiento en un 30% junto con la calidad de la producción y, por lo tanto, está preparada para el futuro.

Una nueva ampliación con una sala de producción luminosa, una elegante sala de exposición para la presentación de los productos y proyectos actuales, modernas oficinas y salas de reuniones y, en el centro, sus máquinas. Dietmar Meurer, propietario y director general de Meurer-etechnik , situada en la tranquila comunidad rural de Großmaischeid en la provincia de Neuwied (Alemania), muestra con orgullo sus nuevas adquisiciones: un centro de mecanizado de armarios de distribución y, además, un terminal de ensamblaje de cables totalmente automático. «Cualquiera que venga a nuestra empresa podrá comprobar por sí mismo lo innovadores que somos. Nuestra empresa ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años y ahora está adquiriendo velocidad», afirma este entusiasta de 50 años. Tiene muchas razones para estar contento, ya que este emprendedor ha tomado una importante decisión: invertir de forma constante en automatización y digitalización.

Un paso inusual

Parece plausible que las soluciones integrales, que comprenden desde el software hasta la automatización de la producción en la fabricación de cuadros eléctricos, puedan lograr reducir enormemente los costes. Sin embargo, cuando se trata de invertir específicamente una suma nada desdeñable en tecnología de automatización, por lo general, los fabricantes tradicionales de cuadros eléctricos todavía dudan, ya que las inversiones en torno a los cinco y seis dígitos distan mucho de ser lo normal. «Antes no estábamos acostumbrados a gastar tanto dinero en máquinas», afirma Dietmar Meurer. Sin embargo, él lo ha hecho, a pesar de que, por supuesto, la cuestión de la amortización estaba muy presente. «Los cálculos de este tipo me resultan de poca utilidad. Es mucho más importante tener en cuenta si dentro de tres, cinco o diez años seguiremos siendo competitivos sin la tecnología de automatización moderna, o si seremos capaces de seguir en el mercado». Dietmar Meurer no solo calcula, sino que también lo analiza todo en su conjunto con actitud emprendedora y visión de futuro: «Hay que invertir primero en una máquina si se quiere aprovechar su potencial».

Consolidado con éxito en el mercado

Este emprendedor y apasionado motorista, está preparado para afrontar lo que haga falta. Es un pragmático. «Queremos ofrecer a nuestros clientes todo lo necesario para que puedan resolver sus tareas». Y esto incluye equipos eléctricos en ingeniería mecánica y de sistemas, con armarios de distribución a medida del cliente, así como sistemas de control específicos del sector, por ejemplo, para proyectos de ámbito municipal como sistemas de suministro de agua y tratamiento de aguas residuales, para aplicaciones industriales en la tecnología de procesos y para la ingeniería mecánica y de sistemas. Meuer-etechnik realiza proyectos en todo el mundo respetando siempre las normas más recientes y también gracias a la certificación interna según UL para EE. UU. y Canadá, así como las normas de fabricación y de calidad según DIN EN ISO 9001. La gama de servicios es integral y también incluye asesoramiento, desarrollo de software, montaje, puesta en marcha, mantenimiento y servicio. El padre de Dietmar Meurer fundó la empresa en 1969, el año en que nació su hijo. Hoy trabajan aquí 35 personas. Meurer-etechnik se ha consolidado con éxito en el mercado gracias a su experiencia, a su orientación al cliente y a su asistencia integral.

Mecanizado preciso con la máxima calidad

Esto también se debe al importante salto de calidad en los procesos de fabricación. Desde 2016, el centro de mecanizado Perforex BC de Rittal se ocupa del taladrado, fresado y roscado de piezas planas y armarios de forma totalmente automática. Antes, todas las partes del armario de distribución debían dibujarse a mano y luego procesarse mecánicamente con herramientas convencionales. En función del tamaño del sistema, esto implicaba dedicar varias horas de la jornada laboral a la preparación y también requería una ejecución artesanal impecable. La calidad del mecanizado de todos los orificios y cortes no siempre era perfecta. De vez en cuando, había que desechar una parte del armario y empezar de nuevo el trabajo. Ahora, todo esto ha cambiado: Perforex mecaniza cada una de las piezas planas de un armario con la misma precisión y fiabilidad en todos los puntos. Dietmar Meurer sabía que con Perforex llevaría la producción directamente a un nivel superior. Todo empezó con una visita a una feria y una recomendación del equipo de ventas, luego una visita al Rittal Innovation Center en Haiger, y allí surgió la chispa. «La máquina captó de inmediato mi atención. Al fin y al cabo, queremos fomentar la calidad y así mejorar la satisfacción del cliente. Y también aumentar la productividad y la eficiencia en la fabricación».

Aumento de la productividad en un 30 %

Fue todo un éxito. «En 2018 pudimos registrar un aumento del 30 % en la producción de armarios de distribución con respecto al año anterior», resume Dietmar Meurer. Y aquí falta incluir, porque no se puede medir directamente en números, lo que hemos ganado en imagen, confianza y lealtad del cliente. «Queremos abastecer a nuestros clientes habituales de la mejor manera posible y, por supuesto, ganar nuevos clientes», afirma Meurer. «Para algunos clientes hemos ganado en atractivo porque ahora podemos entregar cantidades que antes simplemente eran imposibles de asumir. Asimismo debemos ajustarnos a plazos de entrega más cortos. Ahora podemos prometer a algunos clientes un plazo de entrega de dos semanas para los armarios de distribución ya fabricados para pedidos abiertos, algo que antes era totalmente impensable de esta forma. ¡Ahora jugamos en primera división!»

Producción sistémica con Rittal

Una nueva máquina por sí sola no es la solución para todo. «Cuando invertimos en una máquina, todos los procesos deben demostrar su eficacia, la planificación debe abordarse con prudencia y, al final, todos los datos deben ser coherentes», afirma Dietmar Meurer. Este es el caso de su empresa: un cliente envía un pedido con un tipo específico de armario de distribución con las opciones correspondientes. La ingeniería eléctrica se realiza en Eplan P8 y, por último, la estructura del armario de distribución en tres dimensiones, el gemelo digital, se crea con el software Eplan Pro Panel . La herramienta de software proporciona toda la información y los planos relevantes para la producción y transfiere los datos tanto a Perforex para mecanizar las piezas del armario como a la máquina de ensamblaje de cables completamente automática, que genera conjuntos de cables completamente acabados con el etiquetado y una referencia clara. Con las herramientas de ingeniería de EPLAN , el «cerebro» de la fabricación de armarios de distribución, el diseño y la construcción son rápidos, precisos y fiables desde el principio. Dado que los pasos de trabajo están automatizados y en algunos casos también se llevan a cabo al mismo tiempo, el trabajador de Meurer-etechnik a menudo puede iniciar el montaje y el cableado horas después de recibir el pedido.

Los trabajadores están motivados y convencidos

Antes de la automatización, el mecanizado mecánico-manual de las piezas del armario requería mucho más tiempo; pasaban varios días antes de que el armario de distribución pudiera montarse y luego cablearse. Es comprensible que algunos trabajadores se mostraran inicialmente escépticos acerca de la nueva máquina, ya que había la probabilidad de que hiciera que su puesto de trabajo fuera innecesario. Pero estas preocupaciones se disiparon rápidamente: en primer lugar, Dietmar Meurer, junto con Florian Löhr, Responsable del Departamento Técnico y apoderado de Meurer-etechnik, reorganizó de manera cuidadosa y eficaz el proceso de producción empezando con las soluciones de Eplan y se aseguró de que ni un solo trabajador tuviera que abandonar la empresa; por el contrario, está buscando urgentemente más especialistas cualificados. En segundo lugar, los trabajadores pudieron convencerse rápidamente del considerable aumento en la calidad, la fiabilidad y la velocidad de la producción derivado de la automatización y esto significa que ahora, como trabajadores de Meurer, pueden ofrecer un mayor valor al mercado. Dietmar Meurer confía en la futura viabilidad de sus trabajadores y, como empresa de formación, crea los requisitos previos necesarios para que los jóvenes aprendan ingeniería eléctrica y se formen una base profesional. «Yo también tuve una buena formación en la que me divertí y cualquiera que aprenda con pasión y esté comprometido con el tema puede, por supuesto, quedarse con nosotros y seguir evolucionando como un trabajador cualificado junto con nuestra empresa».

Rittal como partner también para proyectos futuros

Meurer-etechnik ha reorganizado completamente la ingeniería, la planificación del trabajo y la producción. Ningún componente está asilado, todos los procesos están conectados entre sí como un sistema. Las soluciones integrales también permiten un aumento general de la productividad y la eficiencia en la fabricación del producto. No se trata de una mejora individual por separado en el sentido de un aumento lineal de un aspecto, sino que la interconexión de varias mejoras deriva en un aumento exponencial de la eficiencia general. Esto ha supuesto un importante valor añadido cuantificable, como demuestra Meurer-etechnik: «La adquisición del centro de mecanizado Perforex junto con Eplan fue la decisión correcta, y el aumento cuantificable que se obtuvo en la calidad y la productividad ha allanado el camino para futuras inversiones», afirma el jefe de la empresa. Para él, invertir en nuevas tecnologías no se trata solo de comprar una máquina o un sistema, es mucho más. «Y no se puede cometer el error de comparar una inversión con un período de amortización de forma aislada», aconseja Dietmar Meurer. En este caso, el empresario tiene que ir más allá y también tener en cuenta que las mejoras nunca se terminan por completo. Ahora Meurer-etechnik tiene pendiente actualizar el almacenamiento y el flujo de materiales, así como la estación de trabajo de conexionado que «consume mucho tiempo». En este caso, Rittal también podría resultar de ayuda: «El asesoramiento siempre ha sido coherente y plausible, la cooperación es perfecta», confirma Dietmar Meurer. En cuanto disponga de un poco de tiempo, trabajará con Rittal para seguir optimizando el sistema.

Ver el vídeo completo

Imágenes

Imagen 1: Vistazo de la sala de producción de Meurer-etechnik: la empresa fabrica según la «construcción de armarios de distribución 4.0»

Imagen 2: La «cabina de mando» de Meurer-etechnik: modernas estaciones de trabajo de ingeniería.

Imagen 3: Creación del gemelo digital: la ingeniería eléctrica se lleva a cabo en Eplan P8, luego se crea la estructura del armario de distribución en tres dimensiones con el software Eplan Pro Panel.

Imagen 4: Este fabricante de armarios de distribución y control ha logrado grandes ahorros con soluciones integrales que comprenden desde el software hasta la automatización de la producción.