Lista de favoritos

Rittal lanza un nuevo borne de conexión a presión

2017-10-27. Contactos realizados con una sola maniobra. A la hora de realizar armarios para cuadros eléctricos a menudo hay que conectar conductores PE o tomas de corriente sin protección a las barras colectoras de cobre. La forma convencional de hacerlo es con bornes roscados o mediante bornes fijados con tornillos a las barras, lo cual resulta laborioso. Gracias a una nueva generación de bornes de conexión sin mantenimiento con tecnología “push-in”, Rittal ofrece ahora el método actualmente más rápido para conectar de forma sencilla y segura líneas de cable a las barras colectoras.

Las ventajas de los bornes a presión son variadas: permiten conectar conductores PE o tomas de corriente de forma extraordinariamente rápida y sencilla. Los bornes no requieren mantenimiento y se pueden utilizar con un gran número de tipos de conductor distintos. Para que estas ventajas también se materialicen en los sistemas de embarrado, Rittal ha desarrollado una nueva generación de bornes de conexión. Gracias a ello los cuadristas se benefician de la conexión directa de cables y líneas a las barras colectoras. Los nuevos bornes de conexión a presión se ofrecen en dos rangos de borne, con 0,5-4 mm2 y 1,5-16 mm2, así como sendos rangos de borne para barras colectoras de cobre de 5 y 10mm de grosor.

Los bornes de conexión a presión se acoplan de forma rápida y sencilla sobre la barra colectora. El extremo desaislado del conductor se conecta con la barra colectora simplemente empujándolo dentro del orificio de fijación por compresión. Ya con acoplar el borne se hacen efectivas las primeras ventajas: por una parte, el borne se mantiene sujeto en su posición sobre la barra colectora, gracias a un mecanismo de resorte independiente. Por otra parte, al acoplarlo, el resorte elimina las capas de óxido que se han formado sobre la barra colectora y optimiza de esta forma la conductividad. La barra de contacto integrada, con sus puntos de contacto definidos y elevados, provoca que la presión de contacto sea óptima.

El segundo resorte, ubicado en el interior del borne, garantiza la fijación segura del conductor. Se pueden encajar sencilla y rápidamente en el orificio de fijación por compresión, presionando contra el resorte, cables rígidos o flexibles, conductores soldados mediante ultrasonidos y conductores de hilos finos provistos de punteras. También se pueden conectar cables provistos de punteras dobles.

Gracias a sus propiedades, el nuevo borne de conexión a presión es capaz de reducir los fallos potenciales, tales como un par de apriete incorrecto, así como el aflojamiento de los bornes. Como no precisa mantenimiento, aumenta la fiabilidad de las instalaciones y se reducen los costes de posteriores trabajos de mantenimiento.

El nuevo borne de conexión con tecnología “push-in” es apto para muchas aplicaciones, por ejemplo, la conexión a barras colectoras de conductores de protección o neutros. Otro campo de aplicación son las conexiones a prueba de cortocircuitos en las barras de cobre de un sistema de barra colectora principal. También permite el montaje de bloques de distribución con un gran número de bornes de conexión para líneas salientes.

Gracias a sus numerosas aprobaciones UL e IEC, el nuevo borne de conexión es utilizable en todo el mundo. Aparte de esto, el nuevo desarrollo está también aprobado para su uso en el entorno marino y en aplicaciones offshore.

Ver vídeo

Información de producto

Imágenes

Imágenes 1-2: Gracias a una nueva generación de bornes de conexión con tecnología “push-in”, Rittal ofrece ahora el método actualmente más rápido para conectar de forma sencilla y segura líneas de cable a las barras colectoras.